Foto: Cortesía Fernando Echeverría

En el centro de Praga, en una construcción barroca de tres pisos tiene su taller y su tienda. Uno de sus diseños puede  costar hasta USD 1.200. Fernando Echeverría es un diseñador de zapatos y bolsas ecuatoriano que enamora con su estilo a los checos.

Gracias a su alma artesana heredada de sus abuelos, Fernando Echeverría estudió Diseño de Productos en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE). En la República Checa, este alumni diseña accesorios de cuero para vestir, entre los que resaltan zapatos y bolsas.

“Mis abuelos son de Cotacachi (Imbabura). Mi abuelo materno era talabartero y mi abuelo por parte de papá era herrero. Yo de niño veía su trabajo y su arte. Seguramente, tengo eso en la sangre”, cuenta Fernando.

Tras graduarse de la PUCE, mientras buscaba una especialización en México, Bogotá o Buenos Aires, un amigo le propuso ir a República Checa. Ahí, Fernando decidió aplicar para una maestría en la Academia de Artes, Arquitectura y Diseño de Praga, mejor conocida por sus siglas en checo como UMPRUM.

La especialización

Después de tres años, Fernando se especializó en Footwear and Fashion Design (diseño de modas y calzado). Aunque un tiempo incursionó en ropa, finalmente, se decidió por confeccionar zapatos y accesorios de cuero.

“Empecé haciendo diseño de modas, pero creo que no es lo mío. Lo que quise es un poco rescatar la tradición de mi abuelo materno, entonces puse diseño a la construcción de zapatos y bolsos”, explica..

El amor por un lado y la calidez de Praga, por otro, hicieron que Fernando vea a esta ciudad como su hogar. Hoy, este ecuatoriano se ha consolidado con sus diseños en República Checa.

“Es un país bastante amigable. Aquí valoraron mi trabajo y tuve la oportunidad de explorar mi creatividad”, enfatiza Fernando.

Diseños con carácter y estilo

Zapatos, bolsas y accesorios de colores vivos y diseños atrevidos es lo que se puede ver en la web de este diseñador. Para Fernando, el ser ecuatoriano es un plus que ha permitido que sus diseños tengan carácter y estilo propio.

“Estoy seguro que si no fuera ecuatoriano  mis diseños serían como los de cualquier otra marca más. Otra marca  que sigue las tendencias de la moda. El ser ecuatoriano me ha dado ese extra, ese sabor, ese algo diferente que la gente aprecia”, señala el alumni.

Fernando describe su estilo como atemporal y universal. Asimismo, siente que  sus creaciones son una recopilación de su memoria visual de lo que ha vivido en Ecuador y en República Checa.

Antes del 2020, Fernando solo hacía zapatos y bolsas. La pandemia por el COVID-19 impulsó a este diseñador ecuatoriano a ampliar su catálogo. En la actualidad, su marca incluye cartucheras, portagafas, billeteras y llaveros.

“Después del coronavirus, lo que nos sucedió a todos es que tuvimos que adaptarnos. Por ejemplo, en la época del encierro y el teletrabajo, la gente dejó de comprar zapatos. Así que empecé a hacer otros accesorios”, comenta este artista del cuero.

Aunque tiene un catálogo, su trabajo puede ser personalizado y adapta sus creaciones al gusto del cliente. Así que sus ventas pueden ser a través de su web o directamente en el local que comparte con otros 14 diseñadores. En su tienda encontrarás accesorios como llaveros con precios desde USD 15  hasta  zapatos o una bolsa que cuestan entre USD 1.000 y  USD 1.200. Todo esto hecho completamente a mano.

Los logros

Fernando ha estado en varias semanas de la moda de gran relevancia de Europa, como la de Budapest, Praga y Berlín. También, ha participado del Designblok, un importante festival de diseño de la República Checa, y en la pasarela de Eslovenia.

Además, Fernando obtuvo medalla de plata en el Design Award 2018 y fue dos veces finalista en la Bienal Iberoamericana de Diseño, en la que representó al Ecuador.

Para este diseñador, uno de sus mayores logros es representar a Ecuador y competir con los diseñadores europeos al mismo nivel.

“Lo mejor es saber que todo el esfuerzo que se hace como extranjero, porque tienes que hacer el doble, es reconocido. Además, saber que puedes competir al mismo nivel que los diseñadores europeos. Esto para mí es lo más valioso y, claro, decir que soy ecuatoriano”, cuenta orgulloso este artista.

El futuro

Este alumni de Diseño de la PUCE tiene muy claros sus planes a futuro. Así, a él le gustaría tener su propia tienda, además de ampliar su mercado a Francia, Alemania y hasta Ecuador.

También,  espera industrializar una parte de su stock, por ejemplo los bolsos que más se vendan y  los accesorios pequeños. Esto con el fin de siempre tener mercadería e incrementar sus ventas.

“Me gustaría industrializar una pequeña para tener un stock. Los zapatos no. Eso me gusta hacer a mano. Es fascinante encontrarme con el cliente, que él sepa quién es el diseñador y por qué se hace algún diseño. Eso es una razón más para comprar”, comenta Fernando.

La PUCE en su corazón

Para Fernando, la formación en la PUCE es parte de su éxito. Su educación humanista y los conocimientos que recibió en este centro universitario le permitieron abrir su camino en Europa.

“La PUCE me dio herramientas y esas herramientas me dieron seguridad. Cuando vine tenía miedo y pensaba que tal vez no iba a poder. Pero, gracias a los conocimientos que recibí en la PUCE, tuve certeza que lo lograría”, expresa el alumni.

Así, la PUCE sigue en la vida de este diseñador. En los últimos tres años, ha impartido cursos  sobre elaboración de calzado a los alumnos de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Artes de la universidad.

Finalmente, este quiteño de 36 años, espera que Ecuador genere más diseñadores que salgan del molde y hagan cosas atrevidas y creativas.

“Espero que los nuevos diseñadores no tengan miedo a competir, porque somos creativos y tenemos la capacidad. Tenemos algo que los europeos no tienen y es la memoria visual de colores y el sabor de los latinoamericanos. Somos como un diamante en bruto que hay que explotarlo”, expresa esperanzado Fernando.

Arriésgate y deja tu huella en el mundo como Fernando y los más de 65.000 graduados de la PUCE.

Te puede interesar:

Joshua Vela, alumni PUCE, es la mirada de NatGeo en Galápagos

Alumni PUCE brilla en la dirigencia del fútbol mundial

Vamos Juntas, una aplicación que empodera en seguridad a las mujeres

¡A luchar contra la enfermedad de Chagas!

Alumni PUCE crea nueva alternativa para rehabilitación de esclerosis