La necesidad de sentirse segura en las calles de Quito fue lo que llevó a Julia Clarisa Álvarez, alumni de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), a desarrollar Vamos Juntas, una aplicación móvil para apoyar a la seguridad y participación de mujeres universitarias en el espacio público.

En los últimos años, la delincuencia en Quito ha aumentado considerablemente, lo que ha repercutido directamente en la sensación de seguridad que perciben los ciudadanos. Las personas han cambiado sus rutinas para evitar ser víctimas de algún delito, en especial, las mujeres, según informes del Municipio de Quito.

Cuando era estudiante de Diseño Gráfico y de Comunicación Visual de la PUCE, Clarisa Álvarez, para su proyecto de tesis, quería diseñar una herramienta para que las mujeres se empoderen del espacio público y de su seguridad.

Nació desde mi propia experiencia como estudiante foránea de una ciudad pequeña (Latacunga) que va a la capital a estudiar. Me di cuenta que no solo era una necesidad mía sino de muchas chicas el tener herramientas que ayuden a tener una mejor seguridad en la ciudad y en un espacio que no conocen”, cuenta Clarisa.

El concepto de la aplicación

El diseño de esta app, que por el momento sería para las estudiantes de la PUCE en el sector circundante a la universidad, La Mariscal, cuenta con un sistema de geolocalización que permite visualizar el espacio. Cada lugar se marca con colores, de acuerdo a la percepción de la seguridad de las mismas usuarias.

En la idea propuesta para Vamos Juntas, se establece que las usuarias se registren con sus datos e información personal. Para esto se requerirá una verificación por parte de la universidad, con el fin de proteger la seguridad de las estudiantes.

Dentro del sistema de la futura aplicación, la usuaria podrá registrar a sus contactos de confianza. El diseño de la aplicación incluye un chat universitario de apoyo, herramientas de ayuda inmediata (SMS de emergencia) y conexión directa con organismos de seguridad de la universidad y del barrio

“Con el pretexto de la seguridad, a las mujeres se nos ha relegado al espacio privado. A mí me parece importante cualquier cosa que nos impulse a salir a la calle, a apropiarnos de ella y cambiar esta percepción que tenemos de nosotras mismas”, explica la alumni.

Pensando en el marketing de la aplicación

Con el objetivo de que sea una herramienta de verdadera participación a largo plazo, las usuarias de la app con cada interacción, además de contribuir al empoderamiento ciudadano de las mujeres, podrán sumar puntos canjeables a través de un juego aleatorio que entregará beneficios dentro de la universidad y también en negocios locales aliados al sistema.

Vamos Juntas, con el fin de ser totalmente amigable, mostrará información detallada sobre un espacio con comentarios y fotografías de las usuarias. Estas fotos podrán ser editadas digitalmente con un lenguaje simbólico y emojis que expresan la percepción de seguridad y experiencias.

“Lo que me permite esta aplicación es ver cómo está el espacio y a partir de ahí tomar mis decisiones como mujer. Por dónde quiero ir, a qué hora quiero salir y si me gusta un lugar o no. La idea es no ser víctimas al salir a la calle sino tener herramientas para dejar de ser un blanco”, comenta Clarisa.

El futuro de Vamos Juntas

Por el momento, la aplicación se encuentra en la etapa de diseño. Para el funcionamiento de la misma falta desarrollar la programación, así como pasar ciertas evaluaciones y pruebas pilotos con las futuras usuarias.

“La idea es desarrollarla progresivamente, poder analizar su funcionamiento y, sobre todo, la seguridad de la aplicación que es lo más complejo”, comenta la diseñadora.

Con Vamos Juntas, Clarisa ha participado en varios concursos y proyectos de investigación. El último fue la exhibición 50 talentos. Ideas para mejorar el mundo, una selección de proyectos destacados de diseño joven en Iberoamérica, enfocados en la sustentabilidad, la ética y la integridad. Esta exposición fue iniciativa de la Bienal Iberoamericana de Diseño (BID), en 2021, que pertenece a la Fundación Diseño Madrid.

Esta aplicación fue uno de los tres productos ecuatorianos que fueron seleccionados en el 9° encuentro BID, Enseñanza y Diseño. Los tres diseños fueron de estudiantes de la PUCE.

Perfil de la diseñadora

Julia Clarisa Álvarez

Julia Clarisa Álvarez, recién graduada de la PUCE,  se encuentra realizando diseño independiente en su tierra natal, Latacunga. Además, esta alumni es parte del colectivo de mujeres jóvenes feministas Allullas, en el que apoya en distintos proyectos a través de su área de conocimiento.

Gracias a su formación en diseño y comunicación, así como su visión humanista, Clarisa también desarrolla otros proyectos gráficos dirigidos a causas sociales, culturales y ambientales.

“Reconozco y me apropio del diseño gráfico como una fuerte herramienta para el impacto y el desarrollo de los proyectos sociales en los que trabajo,” enfatiza Clarisa.

Esta joven de 24 años viene de una familia compuesta y manejada por mujeres, criada por sus tías y abuela, lo que le dio una visión del mundo más feminista, así como de las necesidades de las mujeres desde muy pequeña.

Clarisa es parte de los 65.000 graduados de la PUCE que con sus obras y trabajos dejan huella.

Te puede interesar:

¡A luchar contra la enfermedad de Chagas!

Alumni PUCE crea nueva alternativa para rehabilitación de esclerosis