Tras 14 meses de reflexión y análisis, el 31 de julio se vivió el cierre del Año Ignaciano. Con el lema “Ver nuevas todas las cosas en Cristo”, Ecuador recordó el paso de San Ignacio de Loyola de un hombre mundano a un ser espiritual.

El Año Ignaciano, que se inició el 20 mayo de 2021 y terminó el 31 de julio de 2022, conmemoró los 500 años de conversión de San Ignacio de Loyola, fundador de La Compañía de Jesús.

“Todo proceso de transformación externa demanda una toma de conciencia interna. Lo esencial es que cada uno asuma la responsabilidad de su propio proceso de transformación. Por eso decíamos que una conversión personal ayuda a la transformación de la sociedad”. Iván Escobar, Coordinador del Año Ignaciano en Ecuador, explica así la vivencia de este tiempo.

Para el cierre del Año Ignaciano, La Compañía de Jesús en Ecuador realizó una serie de eventos religiosos y culturales. Entre ellos: la celebración de una Eucaristía de cierre, un Triduo a San Ignacio, el concurso y exposición Sanarte, una presentación coral y el Tour Ignaciano.

“La clave en la renovación (del Año Ignaciano) tiene que ver identificar que somos una comunidad. Reconocer que no nos salvamos solos, que nos salvamos en conjunto, en tanto, respondamos como hermanos, como fraternos”, agrega Iván Escobar, quien además es coordinador del Secretariado de Espiritualidad de la orden jesuita.

Presentación coral

Los eventos de clausura del Año Ignaciano iniciaron la noche del 30 de julio. Uno de los primeros actos fue la presentación de tres grupos corales que dieron el toque cultural a este tiempo de reflexión. Participaron los siguientes coros:

Concurso y exposición Sanarte

Otro de los espacios de análisis fue el concurso Sanarte. A través de la escritura, el dibujo, la pintura y la fotografía invitó a reflexionar sobre la vida y transformación de San Ignacio.

“Fue un concurso comunitario. No pretendíamos que las personas presenten los trabajos individualmente, sino que cada obra sea presentada por una pequeña comunidad, máximo de tres personas”, comenta Iván Escobar.

Los ganadores del concurso fueron:

  • Dibujo y pintura, la Fundación Iglesia de La Compañía de Jesús.
  • Fotografía, el Centro una Familia de Familias.
  • Escritura, la Fundación Iglesia de La Compañía de Jesús.

La PUCE, una de las obras educativas de La Compañía de Jesús Ecuador, obtuvo el segundo lugar en la categoría escritura.

De este concurso nació la exposición Sanarte con todos los trabajos presentados. Esta muestra la podrá ver por todo agosto en las antiguas instalaciones del Colegio Gonzaga en el centro de Quito de 09:00 a 17:00.  

Exposición Sanarte

Novena y Triduo a San Ignacio

Así también, la Compañía de Jesús invitó a la Novena y el Triduo a San Ignacio. Estos fueron momentos de oración en los que participaron todas las obras jesuitas en Ecuador.

La pausa del Año Ignaciano nos invitó a interiorizar nuestro sentir mirando nuestra identidad y Preferencias Apostólicas Universales”, explicó la Compañía de Jesús en su boletín.

Eucaristía de cierre

Uno de los actos más representativos fue la eucaristía de cierre. Este espacio corresponde a la Solemnidad de San Ignacio de Loyola – 500 años de su conversión- (1521 -2022). Esta ceremonia se realizó el 31 de julio en la Iglesia de La Compañía. La misa estuvo presidida por Monseñor Alfredo José Espinosa, S.D.B., Arzobispo de Quito, Primado del Ecuador y Gran Canciller de la PUCE.

En esta misa estuvieron presente jesuitas y colaboradores de las obras de La Compañía de Jesús. Además, se llevó a cabo la Ordenación Diaconal de Jorge Castillo, S.J. y la consagración al Sagrado Corazón de Jesús.

Tour Ignaciano

Finalmente, la Iglesia de la Compañía y la PUCE están presentando el Tour Ignaciano. Este tour es un circuito de recorridos que nos permite conocer la vida y obras de San Ignacio a través de esculturas, cuadros y escritos. Cada uno de los circuito tiene las particularidades de cada obra.

El Tour Ignaciano de La Compañía estará abierto hasta diciembre. Por su parte, la PUCE ofrecerá sus recorridos hasta el 15 de agosto.

Además de la PUCE, los jesuitas Ecuador cuentan con 28 obras más entre culturales, educativas y sociales. La Compañía de Jesús, la mayor orden religiosa del mundo, tiene más de 17.000 miembros a nivel mundial y más 89 sacerdotes en Ecuador.

Te puede interesar:

Año Ignaciano, tiempo de conversión y transformación espiritual

El Tour Ignaciano, un recorrido por San Ignacio y la PUCE

Tour Ignaciano Iglesia de La Compañía, un espacio de reflexión sobre San Ignacio