¿Reptiles vivíparos? Cuando piensas en reptiles seguro te imaginas a seres vertebrados, carnívoros y ovíparos. Sin embargo, un 20% de lagartijas y serpientes también son vivíparos (animal cuyo embrión se desarrolla en el útero). Capaz no los conozcas mucho porque, según un último estudio, este tipo de reptiles son más abundantes en lugares sumamente fríos.

Esta fue la conclusión del estudio A global analysis of viviparity in squamates highlights its prevalence in cold climates del grupo de investigación Global Assessment of Reptile Distributions (GARD). Red de la que es miembro el doctor Omar Torres, docente e investigador de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE).

Es un avance importante en la ciencia porque se pudo responder, por fin, a nivel global, cuál podría ser la causa de que existan reptiles vivíparos”, explica este biólogo ecuatoriano.

Desde el 2009, el doctor Torres es representante de Sudamérica y de Ecuador en la GARD, red internacional que se encarga del estudio de la distribución de los reptiles en el mundo.

En esta investigación, encontramos que las especies vivíparas de reptiles están distribuidas, principalmente, en las zonas más frías del planeta. Es decir, en los polos y en las partes altas de las montañas como los Andes de Chile y Argentina”,

¿Por qué es importante este estudio?

Este tipo de investigaciones dan respuestas a preguntas en el campo de la biología. En este caso, sobre la evolución de la reproducción de los reptiles, que es relevante también para la especie humana.

Así, este trabajo permitió analizar que estos reptiles evolucionaron debido principalmente a factores climáticos. Su afán de supervivencia durante millones de años los llevó a conservar sus huevos dentro de la madre cuando se encuentran a bajas temperaturas, con el fin de que la cría tenga condiciones óptimas para el desarrollo.

Las madres de lagartijas y serpientes de climas fríos, retienen cada vez más a los embriones en su cuerpo porque poner un huevo afuera, en el hielo, no es viable”, explica el doctor Torres.

En el caso de la reproducción, esta investigación puede ayudar a diseñar otros estudios sobre reproducción humana. Al fin y al cabo, los reptiles son los parientes vivos más cercanos a los mamíferos.

“Eso es importante, incluso para para la biología humana, porque a nosotros al ser vivíparos nos interesa saber qué otros modos reproductivos existen en nuestros parientes más cercanos”, comenta este investigador de los reptiles.

Finalmente, los nuevos conocimientos sobre estas especies ayudan su preservación, la cual sin duda es fundamental para el equilibrio del ecosistema. Recordemos que los reptiles son uno de los grupos de animales responsables de controlar la población de roedores en ciertas regiones del planeta.

¿Ecuador tiene reptiles vivíparos?

Un hallazgo particular de este estudio es la riqueza (número de especies por unidad de área) de reptiles vivíparos en zonas cálidas tales como la Amazonía. En el Ecuador, por ejemplo, contamos con este tipo de reptiles como las serpientes equis y las boas matacaballo.

La explicación sería que estas especies son descendientes de reptiles vivíparos que vivían en climas fríos, según nuestro investigador.

La PUCE cuenta con el Museo de Zoología QCAZ. Este espacio alberga uno de los museos de herpetología más grandes, completos y modernos de Sudamérica. Actualmente, la colección de reptiles cuenta con alrededor de 17.000 especímenes y más de 10.000 muestras de genoma.

Así también, la PUCE lidera en Ecuador el desarrollo de las ciencias biológicas. Enfoca sus esfuerzos en conocer la biodiversidad, pero también analiza aspectos evolutivos, moleculares y de uso de nuestros recursos biológicos. Estos esfuerzos se profundizarán con la apertura de la maestría de investigación en Biología a partir del 2023.

Te puede interesar:

Más de 80 especies de ranas ha descrito Santiago Ron
Renovaron la acreditación de Colección de Mamíferos de la PUCE