Foto y video: Roxana Molina

El escúter es lo primero que se observa antes de entrar a su oficina, en el quinto piso de la Facultad de Ciencias Exactas de la PUCE. El Dr. Santiago Ron apuesta por una movilidad sostenible, a tono con su perfil de experto en biología evolutiva. Más de 80 especies nuevas de ranas ha descrito no solo de Ecuador, sino de la región.   

A sus 52 años, el Dr. Ron tiene una carrera en el mundo de la ciencia. Su licenciatura en Biología la estudió en la PUCE, espacio en donde además conoció a su esposa, Giovanna Romero. Posteriormente, obtuvo su título de maestría en Ecología y Sistemática en la Universidad de Kansas, en 1998. Y un doctorado en Evolución, Ecología y Comportamiento en la Universidad de Texas, en 2007.  

En la PUCE es profesor principal, además curador del Museo de Zoología. Pero, más que nada, se concentra en la investigación. Por eso, para dar inicio a la entrevista, prefiere llevarnos a la Balsa de los Sapos, en el subsuelo de la facultad. Se trata de una iniciativa de conservación de anfibios en peligro. En el lugar, se escucha un potente coro de ranas.  

Al revisar la grabación de la entrevista, aún me sorprende el volumen alto de los cánticos, que aclaró el doctor Ron, emiten los machos en su afán de cortejar a las hembras.  

Al pedirle que nos permita fotografiarlo junto a una rana, el centro de sus investigaciones, se coloca unos guantes celestes. Sostiene a una rana mono ecuatoriana, que pareciera tener muchas ganas de saltar.  

«No se asustarán», nos advierte Santiago a Roxi (Roxana Molina), la fotógrafa- videógrafa, y a mí. Una estudiante de Biología destaca que el anfibio se comporta muy bien para la sesión de fotos y hasta pareciera posar: “¡Qué hermosa!”, comenta emocionada. 

En la charla, el investigador subraya que las ranas son farmacias ambulantes. Su piel, puntualiza, está desnuda y tiene gran cantidad de químicos, que las protegen de bacterias, hongos y enfermedades.  

Esos antibióticos — explica emocionado— son bactericidas y fungicidas, que podrían convertirse en medicinas para los humanos. Lamenta que, en Ecuador se desaprovechen esos insumos. Esto porque para lograr desarrollar un fármaco para uso humano se necesitan unos 10 años de investigación y no es común que se invierta ese tiempo en estudios en el país. 

Ecuador, anota el doctor Ron, es un país megadiverso. A nivel global, se ubica en el tercer lugar entre los 10 países del mundo con mayor concentración de ranas. En estos anfibios, nuestro investigador enfoca su atención.   .   

En marzo de este 2022, a través de su cuenta de Twitter, el doctor Mark D. Scherz, herpetólogo y biólogo evolutivo, dio una gran noticia. Informó que el profesor de la PUCE, Santiago Ron, estaba en el grupo de los cinco investigadores con mayor número de descripciones de ranas en la última década.  

En su trino también detalló que estos investigadores anteceden al Dr. Ron: los alemanes Miguel Vences y Frank Glaw, el japonés Masafumi Matsui y el indio Sathyabhama Das Biju. El danés Scherz ocupa el sexto lugar. 

En Scopus, una base de datos de artículos científicos, Ron registra más de 80 publicaciones en revistas internacionales arbitradas y con revisión de pares. Uno de los temas que ha investigado es el comportamiento reproductivo de las ranas.  

En su cuenta de Twitter habla sobre nuevas descripciones de ranas y comparte información de Bioweb. Pero él también hace comentarios en torno al uso del auto particular, lo que causa tráfico en Quito. Y, en la pandemia, empezó a mostrar fotografías e historias de quindes, que llegan hasta su ventana. 

Durante el confinamiento, causado por la COVID-19, el Dr. Ron se sentía encerrado. Él decidió probar colocando un bebedero para colibríes al pie de la ventana de su departamento ubicado en un octavo piso, también una cámara de fotos. 

Él cambiaba el agua a diario y, luego de un mes, por primera vez vio un quinde en su ventana. Empezaron a venir muchos más.  “Para mí, ha sido una terapia, para no sentirme tan encerrado. He podido ver fauna urbana, cómo se alimentan, a veces pelean entre ellos; descubrí una especie de colibrí que también se alimenta en la noche”, dice. 

Cada dos o tres días, el doctor Ron revisa la memoria de la cámara y se encuentra con sorpresas. No solo se distrae, también ha ubicado temas que podrían ser parte de investigaciones de la PUCE.  

Cuando no llueve, el doctor Ron usa su escúter para transportarse. Foto: Archivo Particular.

A través de su cuenta de Twitter, hace divulgación científica. También comparte opiniones sobre temas de la coyuntura nacional y, durante la etapa más dura de la pandemia expuso datos sobre COVID-19. En medio de la entrevista, dos estudiantes le pidieron tiempo para conversar. Tiene la agenda llena entre sus clases e investigaciones. Hace seis años se compró una bicicleta eléctrica, que está parqueada por el daño de una pieza. Si no llueve usa su escúter para volver a su casa, en el norte de Quito.

Te podría interesar:

Los profesores que son parte de la Academia Mundial de Ciencias

Te sugerimos revisar este video sobre el investigador Santiago Ron: