El 13 de enero se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión. Con esta conmemoración se busca sensibilizar a la sociedad y prevenir que se presenten más casos. ¿Qué es la depresión y cómo evoluciona? ¿A quién afecta?

La Mtr. Valeria Grijalva, coordinadora del área clínica del Centro de Psicología Aplicada (CPsA) de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), responde algunas interrogantes alrededor de la depresión.

¿A qué denominamos depresión?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) menciona que la depresión es una enfermedad que interfiere con la vida diaria. Esto implica la capacidad para trabajar, dormir, estudiar, comer y disfrutar de la vida. La depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo.

Según datos de la OMS, se estima que la depresión afecta a un 3,8% de la población mundial. De este porcentaje, un 5% corresponde a población adulta y un 5,7% está constituido por adultos de más de 60 años. A escala mundial, aproximadamente, 280 millones de personas tienen depresión.

Foto: cortesía Valeria Grijalva.

¿Qué causa la depresión y cómo identificar a una persona sufre esta enfermedad?

La depresión es producida por una combinación de factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos.

Aunque cada persona vive la depresión de forma diferente, pueden evidenciarse algunos síntomas similares como:

  • Sentimientos de tristeza crónica. Las personas suelen sentir desgano, desánimo e incluso un cansancio extremo que los lleva a no salir de la cama.
  • Arrebatos de enojo, irritabilidad o frustración.
  • Alteraciones del sueño, como insomnio o dormir demasiado.
  • Sentimiento de desolación y llanto.
  • Falta de apetito o más antojos de comida.
  • Ansiedad, agitación o inquietud.
  • Descuido del aspecto físico.
  • Sentimientos de culpa, fijación en fracasos o autorreproches.

Es importante mencionar que, si una persona pasa más de dos semanas encerrada y sin contacto social, podría estar sufriendo de depresión grave. Asimismo, pueden aumentar los pensamientos frecuentes sobre la muerte o el suicidio.

¿Cómo ayudar a un familiar o amigo que sufre depresión?

En ocasiones, las personas con depresión no reconocen o no están conscientes de su enfermedad. Además, no detectan los signos y síntomas de la depresión, por lo que pueden pensar que lo que sienten es normal. Debido a esto, el aporte de familiares y amigos es clave.

Hablar y discutir sobre las emociones y el sentir de la persona con depresión ayudará a las familias a entenderla. Aunque el apoyo del círculo familiar es importante, mi recomendación también es buscar ayuda de un profesional

El cuidado de la salud mental es fundamental. No debemos esperar sentirnos mal para acudir a un especialista. Cuando una persona sufre depresión, los efectos se extienden también a la familia. Por eso, es recomendable que los familiares se unan a las sesiones de terapia.

¿Cómo brinda ayuda a la comunidad interna y externa el Centro de Psicología Aplicada (CPsA) de la PUCE?

El CPsA de la PUCE cuenta con psicólogos clínicos y educativos. Adicionalmente al ser un centro de formación cuenta con practicantes acompañados de un supervisor, quienes ofrecen atención a la comunidad PUCE y al público en general.

Desde el centro, trabajamos fuertemente en la promoción y prevención de la salud mental. Damos acompañamiento psicológico y también atendemos diversos casos relacionados a depresión, enfermedades mentales, emocionales, angustias psicológicas, ansiedad, estrés, etc.

Es necesario que la gente conozca la importancia de visibilizar este tipo de enfermedades. No son caprichos o malos comportamientos, hay que tratarlos. Desde nuestra filosofía ignaciana, estamos llamados a velar por las necesidades del otro, esto también implica el cuidado de la salud mental.

Te puede interesar:

Emilio Salao: “El suicidio es una denuncia sobre la ausencia”

¿La psicoterapia virtual funciona igual que la presencial?