La experta responde

Ana María Silva

Máster en Agroindustria con mención en calidad y seguridad alimentaria, ingeniera de Alimentos y licenciada en Nutrición. Actualmente, docente de la carrera de Nutrición y Dietética de la Facultad de Enfermería de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE).

En el marco del Día Mundial Sin Dietas, la nutricionista de la PUCE, Ana María Silva, responde: ¿Es peligroso hacer dietas sin asesoramiento médico?

En esta conmemoración, que se realiza el 6 de mayo de cada año. Su objetivo es concientizar sobre las implicaciones en la salud que presentan las personas que se exponen a dietas sin control profesional; pueden afrontar desórdenes alimenticios e incluso a la muerte.

¿Es peligroso hacer dietas sin asesoramiento médico?

Comenzaremos definiendo qué significa dieta. El glosario de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) la define como la mezcla de alimentos, tanto líquidos como sólidos, que un individuo o un conjunto de personas consume.

Es importante recalcar que la dieta no corresponde a una restricción alimentaria en sí. Dieta es el hábito alimentario, el mismo que va a depender de las costumbres, la cultura y la accesibilidad a los alimentos, entre otros factores.

Lamentablemente, la sociedad ha ido tergiversando el concepto de dieta, pensando que hacer dieta es restringir alimentos total o parcialmente. Esto sin previo conocimiento.

Seguir dietas sin asesoramiento médico / nutricional tiene varias consecuencias para la salud, por ejemplo, calambres frecuentes, osteoporosis, anemia, displidemias. Así también, problemas gástricos, afecciones al hígados y riñón y varias enfermedades más. Lo más grave es que puede provocarse trastornos alimenticios como anorexia. 

¿Qué debe tener una dieta saludable?

Una dieta saludable siempre debe cumplir las cuatro leyes de la alimentación. Es decir, tiene que ser de calidad, tener la cantidad suficiente, ser armónica y adecuada.

Cuando se habla de calidad, se refiere a que la dieta debe ser variada y contener todos los grupos de alimentos como frutas, verduras, lácteos, cereales, cárnicos. Así, la persona tendrá todos los nutrientes. Las proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales deben proporcionar una armonía y estar acordes a las necesidades de cada persona.  

¿Se debe seguir las dietas que se publican en Internet?

Con el boom de la Internet y de las redes sociales con sus influencers, la dinámica d querer seguir las dietas que promocionan se ha vuelto común. Obviamente esto no es lo más adecuado. Ahora, por ejemplo, está de moda la Dieta Keto o la dieta Cetogénica.

Esta dieta te induce a eliminar en su totalidad los carbohidratos. Este macronutriente cumple la función de dar energía para el funcionamiento del cuerpo. Es el combustible de nuestros órganos.

Si no se consume la suficiente cantidad de carbohidratos, lo más probable es que la persona esté cansada, presente falta de concentración, incluso puede tener desmayos. Si la eliminación de estos macronutrientes se hace habitual, se puede comenzar a producir excesivas cantidades de cuerpos cetónicos, causando enfermedad. Por lo tanto, es súper importante consumir carbohidratos en nuestra alimentación sabiendo elegirlos y no suprimirlos sin asesoramiento médico / nutricional.

En específico, la dieta Keto se utiliza desde hace mucho tiempo para tratamientos de personas que tenían convulsiones o enfermedades neurodegenerativas. En la actualidad, se la usa para el tratamiento de sobrepeso y obesidad, entre otras patologías; pero debe ser controlada, no todas las personas pueden hacerla. Dependiendo la persona y su estado, se indica la frecuencia del tratamiento y sin una guía profesional se puede presentar complicaciones en la salud.

¿Qué se debe hacer si se quiere bajar de peso?

Si se quiere bajar de peso por salud, sobrepeso u obesidad, primero se debe acudir con un especialista. El nutricionista hará valoraciones antropométricas, es decir, tomará medidas de peso, talla, circunferencia abdominal, entre otras. Además, evaluará valores bioquímicos, o sea, los diferentes componentes en la sangre. También hará una valoración alimentaria, con eso generará un diagnóstico y determinará un plan alimentario adecuado.

Es importante saber que la pérdida de peso debe ser paulatina, no debe ser brusca y rápida como la mayoría de las personas desean. El tener cambios bruscos de peso a la larga trae consecuencias en la salud.

Entonces, sin duda, tener una guía profesional es imprescindible. Los nutricionistas, como parte de nuestra formación, estudiamos la función que tienen los nutrientes en nuestro cuerpo y su interacción con las diferentes enfermedades. 

Debemos entender que la nutrición es una ciencia y no una creencia. No es lo que la vecina me dijo que haga o lo que mi amiga me recomendó comer. La dieta que le dieron a mi compañera no es la misma que se puede aplicar en mí.

Todo va a depender de las necesidades específicas de cada individuo para poder aplicar estrategias nutricionales adecuadas.

¿Todas las personas deberían ir a un nutricionista, para un asesoramiento profesional?

Sí, periódicamente, durante toda su vida, desde que estamos en el vientre de nuestra madre. La mujer gestante debe conocer cómo alimentarse.  Debe ir al nutricionista para que la valore y determine los requerimientos nutricionales y alimentarios que necesita y así evitar complicaciones en el desarrollo del bebé y durante el parto. Un niño, un adolescente o un adulto difieren en sus requerimientos nutricionales. 

El nutricionista nos brindará asesoramiento nutricional de acuerdo al grupo etario al que pertenecemos y a la patología que presentemos. 

Te puede interesar:

¿Ecuador está listo para dejar de usar la mascarilla?

¿Cuál es el riesgo de que la población no se vacune contra Covid-19?