La experta responde

Ana María Gómez

Médico especialista en Medicina Interna y Enfermedades Infecciosas. Actualmente, es coordinadora de Investigación de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE).

En Ecuador se conocerá, en mayo, la resolución del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional sobre el uso obligatorio de mascarillas en espacios públicos. Esto, tras un análisis del estado epidemiológico del país. En este contexto, es importante preguntarnos: ¿Ecuador está listo para dejar de usar la mascarilla?

Realmente, la pregunta de cuándo dejar las mascarillas no se puede responder en forma general. Este cuestionamiento se debe analizar de forma regional o inclusive nacional.

Todo esto inicia en febrero de este año, cuando los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), recomendaron que se podría dejar de usar la mascarilla frente a un escenario de riesgo bajo. Los CDC constituye el instituto de vigilancia más grande de salud en uno de Estados Unidos, 

¿Qué se considera un escenario de riesgo bajo?

Que el número de admisiones y camas ocupadas, en un hospital con pacientes con COVID-19, así como, el número de nuevos casos por cada 100.000 habitantes disminuya constantemente durante un largo periodo.

Si nosotros vemos lo que sucede en nuestro país, sí que hemos disminuido el número de casos. Sin embargo, para poder ajustar estas recomendaciones a un país también es importante saber qué si bien los casos son menos, hay que ver cuál es la fortaleza del sistema de salud. Porque inclusive pocos casos pueden colapsar un sistema de salud que no está adecuadamente fortalecido.

El sistema de salud ecuatoriano es débil, no soporta ni siquiera pocos casos. Esto se debe, más que a la capacidad de recursos humanos, a la capacidad de tener los recursos materiales y económicos por parte del Gobierno. Sabemos que estamos en una crisis hospitalaria importante. Por lo tanto, la recomendación en el Ecuador sería que no debemos dejar el uso de la mascarilla. Esto desde el punto de vista de los profesionales que atendemos pacientes y de los que leemos estas recomendaciones.

Hay otra recomendación importante y es que estas ideas de la CDC se apliquen de forma focalizada a grupos de personas. Por ejemplo, independientemente del número de casos, se aconseja que las personas vulnerables a una infección grave sigan usando mascarillas.

¿Cuándo podríamos unirnos a esa recomendación?

Dejar las mascarillas en su totalidad es algo que no sabemos en general en el mundo cuando sucedará. Austria ya fue un escenario en el cual decidieron dejar las mascarillas y tuvieron que retomar la medida unas semanas después. Tomando en cuenta que este país tiene un buen sistema de salud.

No podemos decir si vamos a dejar las mascarillas en su totalidad en el Ecuador, esto dependerá de cómo se como se den los escenarios. Creo que hay que ser muy cautos en el momento de tomar la decisión. Yo pensaría que en la situación actual del Ecuador no es conveniente dejar de usar las mascarillas.

En ese contexto, ¿qué mascarilla es la más funcional en la actualidad?

En realidad, durante toda la pandemia ha sido la misma recomendación. Lo que sucede es que en un punto hubo desabastecimiento y era mejor cualquier cosa que nada. La mejor mascarilla es la KN95 y si utiliza una quirúrgica es mejor usar dos.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta la accesibilidad. Este nuevo accesorio tiene un costo. Ahora, dentro del presupuesto familiar, hay que asignar una cantidad de dinero para comprar las mascarillas y hay personas que no tienen la posibilidad de hacer eso.

¿Cada cuánto hay que cambiarse la mascarilla?

La KN95 es una mascarilla un tanto rígida. No es completamente suave como una de tela o una quirúrgica y esta mascarilla, finalmente, se maltrata en el uso diario por más de ocho horas. Se recomienda usar una por jornada de trabajo en un médico, por ejemplo. También depende mucho de cómo la manejemos: evitar que se moje, se arrugue, se maltrate. Es importante que los elásticos sigan teniendo la misma fuerza para cerrar a los lados. No obstante, lo más recomendable es que se use una diaria.

Te puede interesar:

¿Cuál es el riesgo de que la población no se vacune contra Covid-19?

Pruebas PCR de la PUCE con aporte social

PUCE concluirá la tercera fase de vacunación contra COVID-19