Turistas disfrutan en el Río Jatunyacu, en Tena. Foto: Cortesía Ríos Ecuador.

Julio y agosto son los meses de vacaciones familiares en la Sierra, tiempo para hacer turismo. La pregunta que muchos se hacen es ¿cómo aprovechar ese período de descanso? Santiago Cisneros, alumni PUCE, recomienda separar, al menos, un fin de semana en Tena (Napo), lugar al que llama la meca del rafting.

Desde 1996, él y su esposa Marjorie Torres, también graduada en la PUCE, dirigen Ríos Ecuador, operadora turística. En la Amazonía, señala, hay ríos de diferentes niveles y características para viajes familiares con niños desde cuatro años o para quienes buscan una dosis mayor de aventura.

¿Cuántos días se requiere para emprender un viaje de ese tipo?

Santiago Cisneros sugiere separar, como mínimo, un fin de semana, ya que, el viaje a Tena toma apenas alrededor de tres horas y media en auto particular, lo que deja tiempo para una agenda completa. Lo ideal sería contar con unos tres días, mientras que para la playa hacen falta cuatro o cinco días por la distancia, precisa. Las vacaciones son tiempo para hacer turismo, por lo que recomienda planificarlas.

En la Amazonía, se pueden realizar varias actividades. Además del rafting, se puede emprender caminatas, disfrutar de la selva, cavernas, centros de rescate y comunidades. Esas opciones sugiere hacerlas por cuenta propia. Para el rafting lo mejor es tener apoyo de especialistas como ellos, por temas de seguridad.

«Las vacaciones son tiempo para hacer turismo, disfrutar de las maravillas de nuestro hermoso Ecuador. El descanso y el disfrute son vitales para la salud de los seres humanos, permiten recargar energías y producir mejor», comenta la máster Katalina Almeida Ferri, alumni y coordinadora de las carreras de Turismo y Hospitalidad y Hotelería de la PUCE.

Ella señala que la PUCE ha sido pionera y líder en la formación en ecoturismo. Sus carreras tienen como eje transversal la sustentabilidad y la conservación de nuestros recursos naturales y revalorización de tradiciones y cultura.

En esa línea, uno de los ejes transversales de estas carreras de la PUCE es el ambiente, el conocimiento de la fauna y la flora; así como los impactos socio-ambientales. Otros ejes son la administración de empresas turísticas y planificación estratégica y la gestión hospitalaria, para administrar y trabajar en cafeterías, cadenas de hoteles, lodges, etc.

En ese sentido, la máster Almeida explica que estas carreras de la PUCE ofrecen una formación integral. Las clases no solo se desarrollan en las aulas, sino también en salidas de campo. Los estudiantes observan la fauna y la flora y analizan los impactos socio-ambientales.

Otros ejes son la administración de empresas turísticas y planificación estratégica, para el desarrollo de emprendimientos. La gestión de la hospitalidad, para administrar y trabajar en cafeterías y cadenas de hoteles, entre otros servicios, son también puntos principales.

Tanto en Turismo como en Hospitalidad y Hotelería, la formación dura ocho semestres, luego, se obtiene el título de licenciado. Su tasa de empleabilidad es alta, va del 80 al 95%.

Para la máster Almeida, esta profesión conlleva una altísima responsabilidad. “En nuestras manos, están los sueños y anhelos de vivir una experiencia maravillosa en los viajes. El turismo es una actividad de servicio, que busca aportar a la felicidad del ser humano. Las vacaciones son tiempo para hacer turismo y para descansar, por eso se pueden aplazar, pero no descartar”, sostiene.

Ecuador, subraya la coordinadora de carreras relacionadas con el turismo en la PUCE, es un destino maravilloso. Las vacaciones se pueden fragmentar en fines de semana o ampliar a estadías más largas en playas y áreas naturales por descubrir, mientras se disfruta de una gastronomía deliciosa y variada. ¡A disfrutar del tiempo libre y las vacaciones en Ecuador!

También te podría interesar:

Conoce al doctor Santiago Ron, docente de la carrera de Biología