Santo Domingo «A pata limpia» se creó en 2016, como operadora. En 2020, sus socios abrieron una finca turística. Los paisajes, bosques, cascadas, flora y fauna de Santo Domingo de los Tsáchilas cautivaron a Jefferson Jiménez. En el 2015, él estudiaba Hotelería y Turismo en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador en Santo Domingo. Con un grupo de amigos decidió explorar los recursos naturales del cantón. En uno de esos viajes surgió la idea de crear una operadora turística, para mostrar al país la diversidad natural de la región, a través de los deportes extremos.