Luego de dos meses de trabajo, culminaron en Ayangue las excavaciones que son parte de una investigación mayor enfocada en ampliar el conocimiento de la cultura Machalilla, la cual se asentó en la costa ecuatoriana durante el período Formativo, hace alrededor de tres mil años.  

La investigación es liderada por el Dr. Heiko Prümers, por la contraparte alemana, y los doctores María Fernanda Ugalde y Eric Dyrdahl, de la Carrera de Arqueología (Facultad de Ciencias Humanas), por la PUCE.  

El proyecto contó con la participación de estudiantes de nuestra universidad y la ESPOL. Además, recibió el apoyo de la población de Ayangue, cuyas autoridades comunales estuvieron pendientes permanentemente de la investigación y se comprometieron a cuidar y promover la conservación de este importante hallazgo. El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural y el Municipio de Santa Elena apoyaron y supervisaron los trabajos realizados.  

Entre los resultados preliminares, se puede resaltar que se han hallado restos de un asentamiento con dos momentos ocupacionales que contienen pisos de viviendas, restos alimenticios (consistentes en grandes cantidades de conchas marinas y de manglar, huesos de pescado, huesos de fauna terrestre, semillas carbonizadas), restos de producción artesanal (artefactos de madreperla, Spondylus y otras conchas), así como abundante cerámica finamente decorada, especialmente del estilo conocido como “Ayangue inciso”. Todos estos artefactos serán analizados en el Laboratorio de Arqueología de la PUCE, así como en laboratorios especializados de Alemania. Los fechados de carbono-14 permitirán establecer la edad exacta de estas ocupaciones, y afinar la cronología de la cultura Machalilla, la menos conocida del Formativo ecuatoriano.  

Este proyecto es posible gracias al financiamiento del Instituto Arqueológico Alemán (a través de su Comisión para la Arqueología de las Culturas Extra-Europeas) y mediante el convenio entre esa institución y la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.