Él se describe como un padre del tipo cariñoso. El Mtr. Charles Escobar, decano de la Facultad de la Ingeniería de la PUCE, tiene tres hijos. Ya pasaron la infancia, así que está aprendiendo a disfrutar de esta nueva etapa. A él y a todos los padres de la universidad les deseamos: ¡Feliz Día Papá de la PUCE!

Este domingo 19 de junio, el decano compartirá tiempo con su esposa y sus hijos, de 14, 16 y 21 años. Sin dudarlo dice que en ocasiones como la de hoy comen algo, que incluso él mismo podría preparar, si así lo acordaran.

Al máster Escobar le encanta la cocina. Inclusive él prepara pasteles ocasionalmente, pero le gusta más hacer pan, paella, chaulafán y asados. Eso sí admite que no sirve sopas. De niño las comía porque vivió esa época en la que les ponían la correa en la mesa, para que no dejen nada en los platos, comenta con gracia.

¡Feliz Día Papá de la PUCE! le decimos, ya que es padre y además tiene a un hijo estudiando en otra facultad de la universidad. Pero él nos cuenta que evitan dar a conocer esa relación.

Antes de inscribirse en la PUCE, su hijo le consultó si, por ser decano, se enteraba de todas las cosas que ocurren en la universidad. El máster Escobar le contestó que ni siquiera puede saber todo lo que pasa en Ingeniería.

Además, antes de tomar la decisión de ingresar a la universidad, confirmó que Ingeniería y su facultad no quedaran muy cerca en el campus. El decano lo toma con la sabiduría de un papá, que sabe que los hijos a cierta edad buscan independencia, mantener su individualidad y su espacio.

El Mtr. Escobar es ingeniero eléctrico, especializado en Electrónica. No busca incidir en las decisiones sobre qué carrera seguir de sus hijos. Por el momento a uno le interesa revisar la oferta de PUCE ICAM, Ingeniería Integral. Pero no está decidido.

A sus estudiantes les dice, en serio y en broma: “Cuando uno se casa se puede divorciar; pero del título no se puede separar. Al seleccionar una carrera hay que buscar algo que te guste o será un martirio ejercer una profesión que no quieres”.        

¿Cuántos hijos quería tener? Charles Escobar recuerda que seis hijos, pues viene de una familia de seis hermanos.  “Al final no los tuve, tres es un buen número”, señala.

En su opinión, padres y madres debieran prepararse para asumir el desafío de criar a los hijos. “Hay que ser conscientes. Somos responsables de las vidas de niños que se convierten en jóvenes”.

Él recuerda que, hasta hace unos años, cuando sus hijos eran pequeños todavía, él decidía qué hacían en el tiempo libre. Era fácil decirles vamos a comer una pizza, todos subían al auto, señala. Ahora cada quien tiene su agenda.

El tiempo ha pasado y los estereotipos sobre el rol de los padres ha cambiado, apunta. Antes era poco común que los padres sean afectivos con los niños. A sus 51 años, afirma que la sociedad vive un cambio, con una paternidad afectiva, que era mal vista en el pasado.

Esto ha evolucionado, los padres nos vamos relacionando con las actividades del hogar, cocinar, lavar ropa y platos. Aunque las máquinas ayudan”, dice. También que cada vez se conoce más de hombres que son padres solteros.

Esto, aunque admite que, en ciertas zonas urbano marginales o rurales, los conceptos antiguos aún se mantienen. Charles Escobar se siente bien al ser un padre afectuoso e involucrado en las tareas del hogar.

Charles Escobar se siente bien al ser un padre afectuoso e involucrado en las tareas del hogar. ¡Feliz Día Papá de la PUCE!

Te podría interesar:

La historia de una mamá de la PUCE

Te compartimos un video sobre el Día del Padre, con historias de dos colaboradores: