Dos universidades aseguran que la pandemia desmotivó a los estudiantes de provincia a estudiar en la capital, en 2020. Pero una vez que la población se vacunó, la demanda volvió a aumentar. La Universidad Católica del Ecuador, por ejemplo, en 2019 recibió a 2 722 alumnos de provincia. Cuando llegó la pandemia en 2020, se matricularon 2 181, y el año pasado, la cifra subió a 2 997. Se calcula que el porcentaje de estudiantes de provincia será mayor para finales de 2022.

Foto: El Comercio