Desde el 2007, la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) estudia lo que pasa en el archipiélago. A partir del 2018, la doctora Andrea Muñoz Barriga, docente de la PUCE, colocó la lupa sobre las islas, articulándose mucho más con la Fundación Charles Darwin. Como investigadora, ha buscado responder a la pregunta: ¿cuánto más puede soportar Galápagos? La revista académica Turismo y Sociedad acaba de publicar el artículo La gestión sostenible, aplicada al sector hotelero en Galápagos, que trabajó junto con la magíster Samanta Torres Molina.

En los años sesenta, con el modelo de turismo de crucero, la mayoría de visitantes pernoctaba a bordo, también por la limitada infraestructura de servicios y planta hotelera disponible. Todo cambió desde 2009. Un total de 140.323 visitantes (el ­65% del total), se hospedaron en hoteles y en los centros poblados en el 2014. Eso, frente a 75.368­ turistas ­que ­pasaron­ la noche ­a ­bordo ­(35%).

¿Cómo está la oferta hotelera?

La oferta ­creció­ un ­210%­ de ­2007­ a ­2014.­ En Puerto­ Ayora, el incremento de la planta hotelera ­fue ­del ­14% ­entre ­2017 ­y ­2018. Con ese ritmo, se­ proyectaba ­que­ para­ 2023, ­las­ islas­ alcanzarían ­rápidamente ­más­ de­ medio millón de turistas.

La doctora Muñoz, quien es docente de la Facultad de Ciencias Humanas, habló de una de las preocupaciones de los investigadores como ella. Solamente la pandemia, causada por el COVID-19, detuvo ese aumento del número de visitantes. A ella le inquieta observar las cifras del Ministerio de Turismo de Galápagos.

«Ya estamos superando los números (de visitantes) que se registraba antes de la pandemia. Se espera que superen a los que se tuvieron en el 2019, previo a la pandemia».

¿Qué hacer?

La docente busca la posibilidad de investigar cuál es la capacidad de carga ecológica, social y psicográfica que puede soportar el archipiélago. Este último punto tiene que ver con cómo los turistas viven su experiencia en un lugar frente a otros. Esa experiencia, opina, decae en centros poblados como Santa Cruz, Isabela y Puerto Baquerizo Moreno. Es necesario profundizar sobre cuánto más puede soportar Galápagos.

En­ esa­ línea,­ en­ Puerto ­Ayora,­ cabecera cantonal de Santa ­Cruz,­ las investigadoras encontraron cuatro hoteles en una misma cuadra. En su artículo académico, ellas sostienen que el turismo es el motor de la economía galapagueña, por eso deben pesar criterios de sostenibilidad.

En efecto, Galápagos es un Parque Nacional desde 1959, Patrimonio­ Natural ­de ­la ­Humanidad ­(1978),­ Reserva­ de ­Biosfera (1984),­ entre ­otras ­categorías­ de ­protección­ ambiental ­a ­nivel­ nacional­ e ­internacional­.

En ese sentido, la investigadora Muñoz enfatiza en que Galápagos es un lugar emblemático por sus especies únicas. Por eso, comenta, que cuando se murió el Solitario George hubo un gran duelo. También anota que Darwin hizo su libro sobre el origen de las especies que permitió darle relevancia a Galápagos, un símbolo de la conservación a nivel mundial.

Próximamente, la doctora Muñoz espera obtener un fondo para continuar sus investigaciones en Galápagos. Está trabajando en ello junto con su colega, el doctor Peter Vargas, quien se encuentra en Suiza. En este mismo año, anuncia, publicará otro artículo sobre cómo el turismo también está desplazando a los residentes. En todos, la pregunta de fondo es: ¿cuánto más puede soportar Galápagos?

También te podría interesar:

Conoce algo más de la vida de Santiago Ron