¿Es posible conducir un auto sin el panel de instrumentos? La verdad es que puedes hacerlo. Sin embargo, tomarías decisiones sin datos, lo que te llevaría a cometer errores. No podrías saber a qué velocidad estás, la temperatura del auto o si debes o no ponerle combustible.

Lo mismo sucede en las empresas cuando tomas decisiones de inversión, mercadeo o diseño de nuevos productos sin datos. Lo puedes hacer, pero la probabilidad de error es alta.

Afortunadamente, en los últimos años, la mayoría de empresas se han dado cuenta de la importancia de tomar sus decisiones con datos. Con lo que la ciencia de datos se ha vuelto una carrera en auge, al punto que un estudio de  la revista Harvard Business Review dice que es la profesión más sexi del siglo XXI.

Así, la mayoría, sino todos los departamentos de una organización, necesita información para desarrollar sus estrategias. Claro que unas áreas más que otras, como aquellas que integran en su equipo a diseñadores, ya sean gráficos o de productos.

¿Por qué se requiere ciencia de datos para el diseño?

Los diseñadores tienen la tarea de crear imágenes y productos. Para hacerlo generalmente utilizan su creatividad y su intuición. Pero, ¿cómo saben con certeza que algo va a ser aceptado si desconocen lo que la gente quiere?

Los datos siempre han estado presentes en todos los aspectos de la vida. En el caso del diseño es fundamental. Los diseñadores no nos dedicamos únicamente a embellecer las cosas, sino a generar información y procesos comunicacionales a través de la imagen y de productos para que lleguen de mejor manera al usuario.” Así explicó, la diseñadora Mariana Lozada, docente de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE).

La ciencia de datos ayuda a los profesionales del diseño a reafirmar su intuición y a comprender a su público objetivo. Así se crean productos a medida para su segmento.

Según la docente, es importante recordar que el proceso de diseño tiene tres fases importantes. La primera etapa consiste en la investigación y el acercamiento a usuario, aquí se utiliza la ciencia de datos. La segunda fase tiene que ver con el momento específico de diseñar y la tercera es la validación.

¿El diseñador debe ser experto en ciencia de datos?

Si bien un profesional mientras más conocimientos tenga, contará con mayores oportunidades laborales, no debe ser experto en ciencia de datos. Lo que si debe entender es que el diseño es una carrera multidisciplinar que se sirve de otras ramas para lograr su objetivo.

“Es fundamental la interacción entre profesionales de distintas carreras. Que entiendan que necesitarán de otras ramas y cruzar conocimientos para generar proyectos que realmente sean efectivos”, explica la diseñadora Lozada.

Así, cuando ya estés en el mundo profesional y necesites crear un nuevo diseño o producto recuerda que, más allá de tu creatividad, los datos serán tu mejor herramienta.

Para esto, podrás acceder tú mismo a nuestra Ingeniería en Ciencia de Datos, parte de la nueva oferta académica de PUCE INNOVA, o contratar a uno de los futuros profesionales de esta carrera de la PUCE.

Con estas nuevas opciones, la PUCE, primera universidad privada del país, evoluciona con el mundo y deja huella como lo ha hecho en sus 76 años de historia.

Te puede interesar:

La capacidad de adaptarse y aprender marcan PUCE Innova
PUCE ofrece título de grado en Ciencia de Datos