Los rectores de las ocho universidades cofinanciadas del país se reunieron para analizar el nuevo Reglamento a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES).

A través de un taller, que se realizó en Cuenca, las universidades particulares que reciben rentas y asignaciones del Estado analizaron los cambios en el sistema de admisión. Esto, con el fin de garantizar la democratización y el acceso a la educación superior con calidad y equidad.

Las ocho universidades ratificamos nuestra disposición de continuar trabajando en el diseño de políticas y estrategias que garanticen el incremento de cupos manteniendo la calidad”. Así expresaron, en la declaración del encuentro, los representantes de los centros universitario ante las modificaciones del Reglamento a la LOES y de otros instrumentos normativos.

Nuevo Reglamento LOES

El 14 de julio de 2022, el presidente de la República, Guillermo Lasso, suscribió el nuevo reglamento a la LOES.

Uno de los puntos importantes en el nuevo reglamento es la eliminación del examen de admisión. Esta prueba era realizada por la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

Asimismo, se incluyen otras modificaciones como la simplificación del proceso de aprobación de carreras por parte del Consejo de Educación Superior (CES).

El aporte de las universidades cofinanciadas

Según datos de estas universidades, los recursos otorgados por el Estado se destinan a becas de políticas de cuotas y estudiantes de escasos recursos económicos. Además, uno de cada cuatro estudiantes a nivel nacional cursa sus estudios superiores en una de estas instituciones.

Es importante aclarar que, más allá del aporte estatal, las universidades cofinanciadas otorgan recursos propios para un importante número de becas. Así demuestran su compromiso social y su visión de ver a la educación como un bien público.

Resolución de las universidades cofinanciadas

Finalmente, los rectores ratificaron la disposición de trabajar en el diseño de políticas y estrategias que garanticen el incremento de cupos manteniendo la calidad. A la vez, hicieron un llamado al diálogo con el fin de seguir aportando en el desarrollo del país.

“Por ello, llamamos a los organismos reguladores a iniciar un diálogo para definir los criterios, procedimientos y mecanismos relativos a la admisión de estudiantes y su financiamiento, que nos permita, bajo el principio de autonomía, seguir aportando decisivamente al desarrollo del Ecuador”, finalizaron las universidades cofinanciadas en las conclusiones del taller.

Las universidades cofinanciadas son la Universidad del Azuay, la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, la Universidad Politécnica Salesiana, la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil, la Universidad Católica de Cuenca, la Universidad UTE y la Universidad Técnica Particular de Loja.

Te puede interesar:

PUCE y FEUPE crean lazos para trabajar en conjunto