María José y Pia Vela son dos hermanas con una fuerte vinculación a la PUCE. Majo es Arquitecta graduada de la FADA y Pia está en octavo semestre de Diseño de Productos. Juntas crearon “La Estación”, una tienda virtual de diseños y artesanías.

El confinamiento obligatorio a causa de Covid-19 trajo varias dificultades, pero también aportó una nueva forma de ver las cosas y llevó a que muchas personas saquen adelante nuevos proyectos. Ese es el caso de Majo y Pia Vela. Estas hermanas apasionadas por el diseño decidieron que un proyecto que habían conceptualizado hace tres años no se quede en el papel y tome forma.

Tras una semana de confinamiento se pusieron a trabajar en su tienda de diseño “La Estación”, con una visión muy clara: resaltar la mano de obra ecuatoriana mediante el comercio justo y al mismo tiempo, crear una conciencia ecológica que va de la mano con las pequeñas empresas.

“Teníamos la idea desde hace mucho tiempo porque, en mi caso, cuando estudias Diseño de Productos te hacen diseñar un montón de cosas. Yo tenía muchas ganas de hacer algo con esos productos y mostrarlos a más gente. Además, vimos con Majo que nuestras carreras iban de la mano. Entonces decidimos abrir un espacio para mostrar nuestros diseños y, al mismo tiempo, invitar a más diseñadores para que exhiban sus productos” comenta Pia.

En el caso de María José, esta fue una oportunidad de mantenerse activa mientras su trabajo se suspendió por varios meses. Ella, junto con dos socios, tiene un estudio de arquitectura. “Yo estaba súper metida en la construcción y las cosas se complicaron en la pandemia. Nadie quería construir y, al igual que yo, había mucha gente de mi edad con emprendimientos, entonces con Pia dijimos es hora de empezar con La Estación”.

 

Emprendimientos responsables con su entorno

Uno de los criterios para seleccionar a los emprendedores tiene que ver con la historia que hay detrás, esas motivaciones que les llevan a crear sus productos. Además, se busca que sean productos ecuatorianos y de comercio justo. Destacan que algunos de sus productores son de provincia a quienes antes de ser parte de La Estación les resultaba complejo encontrar una plaza en Quito.

Ambas, además, destacan que la formación con enfoque social de la PUCE incidió en la conceptualización de su emprendimiento. “En la universidad aprendimos que podemos generar proyectos que no solo nos aporten beneficios a nosotras, sino para todos y que, además, respeten el ambiente”, explica Pia. De ahí que tanto para el desarrollo de su línea de productos de hogar, como para la selección de otros emprendimientos se priorice el uso de materiales locales y amigables con el ambiente.

Majo también destaca el componente social con el que se formó. “Yo nunca hubiera hecho la maestría en Comunicación Arquitectónica sino fuera por ese enfoque. Mi tesis fue social, consistió en un centro de reinserción para habitantes de la calle. Con nuestra formación tenemos un enfoque en el usuario. Cuando haces cualquier tipo de diseño, piensas en los usuarios y eso tiene muchas connotaciones y aristas.”

El camino recorrido no ha sido fácil, además de poner en práctica sus conocimientos de diseño y arquitectura, las creadoras de La Estación se asesoraron con una empresa consultora con quienes recibieron capacitación y asesoría para el manejo el desarrollo de su estrategia digital. A mediano plazo esperan ampliar su equipo de trabajo, para renovar su propuesta e incorporar ideas frescas.

 

Visita La Estación: https://www.tiendalaestacion.com/