¿Qué es lo primero que haces cuando conoces a una persona o cuando quieres saber más sobre alguien? ¡Lo buscas en redes sociales!

Cada vez es más común buscar en redes sociales (RR.SS.) la información de un perfil. ¿Sabes lo que tus redes dicen de ti? El doctor Jorge Cruz, docente y coordinador de la maestría en Comunicación Estratégica, mención Comunicación Digital, de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) analiza la importancia de cuidar nuestra imagen digital en redes sociales.

¿Por qué es importante cuidar nuestro perfil en RR.SS.?

Hoy en día, las RR.SS. se han convertido en una herramienta indispensable para el mundo. En un inicio, se usaron para acercar a las personas o contactos lejanos, sin embargo, su evolución llevó a las redes sociales a convertirse en un instrumento poderoso para conocer quién eres.

Tu presentación en los entornos digitales es importante. Hay una relación entre la vida real y la vida digital. Existes en función de cómo te representas ante tus amigos, familia, compañeros de trabajo, entre otros grupos.

Ahora bien, al estar en redes sociales la gente decodifica, revisa y determina, de forma superficial, quién eres y qué es lo que te gusta. Todo a partir de lo que comunicas a través de un post.

Hace diez años, la idea de cuidar la imagen virtual no existía. Correos como “chiquitabonita97” o similares abundaban. Sin embargo, con el paso del tiempo, la sociedad se dio cuenta que el mundo digital es la puerta de entrada para fortalecer o debilitar un perfil.

Estamos constantemente autoexpuestos. Nosotros hemos generado esa voluntad de exponernos, hemos canjeado la privacidad por los Me gusta. Es importante cuidar todo lo que publicamos.

¿Cómo nos puede afectar negativamente una publicación en las RR.SS?

Esto tiene que ver con el perfil que quieras mostrar. Por ejemplo, si decides tener un perfil confrontativo, debes considerar todos los aspectos. La parte negativa es que tú no tienes el verdadero control de lo que puede pasar con tus publicaciones a futuro

Tal vez, el perfil con el que hoy decides presentarte dentro de cinco años ya no te definirá. El “no importa, nadie lee”, es falso. Como en la vida real, toda acción tiene una consecuencia, también funciona así en el mundo digital.

Este tema es más complejo en los chicos. Durante su crecimiento se enfrentan a distintas etapas de transición. Su vida, amigos, familia, romances y hasta excesos pueden ser públicos, no obstante, en dos años van a saltar al ámbito laboral y de seguro querrán que estos aspectos ya no sean visibles.

Esta huella digital es interesante. A mí me sorprende que ahora los chicos de 20 años se pidan el Instagram en lugar de pedir el número telefónico. Ellos están a la vanguardia, transitando de una red a otra, aunque la gran mayoría termina en LinkedIn

¿Un perfil controversial en RR.SS puede perjudicar una contratación laboral?

Por supuesto que sí. El perfil que muestras en redes sociales, sin duda, es importante para algunas empresas. En un proceso de contratación, la compañía se puede fijar en cómo separas tu vida profesional de la vida personal.

Hay gente que tiene una separación muy específica y usa las redes sociales para decir: “Miren soy contratable, soy alguien con quien tienen que relacionarse”.

Creo que completa un círculo de contratación que antes no teníamos. Tal vez en la entrevista presencial, tu perfil logró convencer, sin embargo, al revisar tus redes sociales, se dieron cuenta que con frecuencia bebías; lo que sería contraproducente para un rendimiento laboral con jornadas extensas.

Antes conocíamos una pequeña parte de la persona, ahora podemos conocer lo que hace, lo que publica y hasta dónde está.

¿Qué tipo de información deberíamos evitar publicar en las redes sociales?

La lógica dice que no publiques algo de lo que te puedas arrepentir en el corto, mediano y largo plazos. Además, recomiendo evitar las agresiones y confrontaciones, sobre todo en temas que no manejas.

Por otro lado, piensa a dónde quieres llegar. Pregúntate qué vas a hacer y cómo quieres construir tu perfil pensando en la huella digital que vas a dejar. Hay que cuidar mucho lo que quiero mostrar en función de lo que quiero ser después. No hay largo plazo sin el corto plazo.

Es necesario separar primero los espacios. Saber en qué red social quiero construir mi perfil con criterios y pensando en lo que vendrá.

Te puede interesar:

¿A qué edad los niños deben usar dispositivos digitales?