Desde 2014 Santiago Ron es uno de los tres ecuatorianos miembros de la Academia de Ciencias del Mundo (TWAS), que selecciona a los investigadores más destacados de diferentes países. El primer encuentro con su pasión fue a los tres años, cuando descubrió una rana en el patio de su casa en el centro de Quito. Esta curiosidad infantil se convirtió en su vocación y estudió biología en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), donde hoy es docente e investigador.