América Latina tiene como reto reducir la pobreza, así como, solucionar problemas ambientales y de equidad para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Si bien todos podemos ser parte de esta meta, los ingenieros son factores clave para lograr esto.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible presenta un plan de acción, y los ingenieros están ahora a la cabeza para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible utilizando su conocimiento científico y experiencia para convertir las ideas innovadoras en proyectos de sostenibilidad para el beneficio de todos”, se explica en el último informe sobre ingeniería sostenible de la UNESCO.

¿Cómo aportan los ingenieros en el desarrollo sostenible?

Un ingeniero es uno de los profesionales más importantes para el desarrollo de un país y del mundo. Estos profesionales son aquellos que con su conocimientos e ingenio resuelven problemas.  Gracias a ellos tenemos toda la tecnología y herramientas que hacen posible el mundo que hoy conocemos.

Tras la pandemia, el crecimiento poblacional y el desarrollo de la tecnología, hoy más que nunca estos profesionales son indispensables para el cumplimiento de los ODS. Así, los ingenieros gracias a sus conocimientos científicos y tecnológicos podrán desarrollar soluciones a problemas ambientales. Así como, reducir las brechas de inequidad con la creación de mecanismos para acceso igualitario de agua y energía.

También tendrán la capacidad de reconstruir infraestructuras y crear materiales para enfrentar desastres naturales, además de aplicaciones para otras áreas indispensables para la sociedad.

En los 17 ODS, los ingenieros podrán aportar con su granito de arena para hacer un mundo mejor. Porque como dice la UNESCO: “Donde sea que ocurra un problema, existe la necesidad de soluciones de ingeniería”.

Ingenieros integrales, una opción para este reto

En este contexto y como parte importante de la educación universitaria del país, la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) presentó en marzo una nueva oferta académica con el fin de cubrir las necesidades actuales del mundo.

Así, la PUCE hizo el lanzamiento  de  la Facultad Internacional de Innovación PUCE-ICAM (FIIPI) con su carrera Ingeniería Integral.

La PUCE, tras un convenio de cooperación académica con la Grand École francesa el Institute Catholique d’Arts et Métiers (ICAM)desarrolló Ingeniería Integral, carrera multidisciplinaria, que incluye seis dominios:

  1. Ingeniería Mecánica
  2. Electrónica y Eléctrica
  3. Ingeniería Energética, Ingeniería Ambiental y Ciencia de Materiales
  4. Matemáticas, Informática y Control Automático
  5. Gestión, Emprendimiento y Organización Industrial
  6. Humanidades y Lengua Extranjera

 “La carrera está orientada a formar personas que sean capaces de usar metodologías, métodos y herramientas. Herramientas para resolver problemas o inclusive ante una nueva situación generar innovación”, comenta el ingeniero Rafael Melgarejo, decano de la Facultad Internacional de Innovación PUCE-ICAM.

Los ingenieros integrales de PUCE – ICAM desarrollarán competencias científicas, técnicas y humanas; además, habilidades para resolver los problemas de una empresa de forma completa y exhaustiva, adaptándose a las necesidades de la industria y el entorno. Esto como resultado del aprendizaje basado en proyectos, formación por competencias y pedagogía de la decisión.

América Latina y Ecuador con déficit de ingenieros

Según la UNESCO, uno de los mayores problemas para cumplir con los ODS en América Latina es que la región no posee un número suficiente ingenieros.

“Para tal fin, las soluciones de ingeniería están disponibles, pero se ven obstaculizadas por el número insuficiente de profesionales de la ingeniería en la región o la capacidad limitada de las empresas”, explica la UNESCO en su último informe sobre ingeniería y desarrollo sostenible.

En Ecuador, por ejemplo, mientras carreras como Administración tienen un crecimiento promedio de casi 300% anual en matrículas, el ingreso en ingenierías se incrementa solo un 7%, según los últimos datos de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt)

Además, en el país estos profesionales no están haciendo su papel. Así es común pensar que un ingeniero mecánico es el que arregla autos y un ingeniero informático es el que nos arregla la computadora, nos conecta al WIFI, o ve si funciona la impresora.

“En el país, por ejemplo, los ingenieros normalmente no hacen ingeniería. Son muy pocos lo que realmente diseñan y producen. Lastimosamente la imagen del ingeniero es la de un técnico que arregla cosas específicas”, explica el ingeniero Melgarejo.

La PUCE haciendo el cambio

Con Ingeniería Integral, la PUCE quiere cambiar esta realidad, incentivando a los jóvenes a ver a esta carrera como una opción para su futuro y creando profesionales capaces de moverse en el cambiante mundo actual, desarrollando competencias y despertando su ingenio.

Con esta nueva carrera estamos formado personas ingeniosas que sepan identificar los problemas, descubran e inventen soluciones y que tomen decisiones”, explica doctor Fernando Ponce León, S.J, rector de la PUCE sobre los nuevos profesionales de Ingeniería Integral.

Finalmente, según la UNESCO, «el reto de los gobiernos y las universidades de América Latina es promover programas de ingeniería, prestando especial atención en la participación de las mujeres». La PUCE ya inició. Te invitamos a formar parte del cambio del mundo y del cumplimiento de los ODS, a través, de nuestra carrera de Ingeniería Integral.

Te puede interesar:

La Bioingeniería, una carrera para cambiar el mundo

La ingeniería integral, una opción para tu futuro

La PUCE invita a su concurso intercolegial, para interesados en el mundo de la ingeniería