Karen Priscila Calva Yaguano es jefa de Ciencia de Datos en Kushki. Escuchar hablar a la millennial (menor de 30 años) de su experiencia profesional, visión del mercado y planes nos demuestra su trayectoria. Diariamente Karen trabaja con millones de datos.

La Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) ofrece el título de Grado de Ingeniería en Ciencia de Datos, desde el segundo semestre de 2022; por lo que dialogar con Karen, nos permite conocer mejor cómo es su ámbito profesional.

Ella se graduó como ingeniera matemática en la Escuela Politécnica Nacional. Luego siguió un diplomado en Ciencia de Datos de Handytec, un máster en Dirección logística de la UNIR, un micro máster en línea en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y un diplomado en liderazgo del INCAE, entre otros estudios de cuarto nivel.

¿Qué hace en Kushki?

Karen es jefa de Ciencia de Datos en la plataforma de servicios financieros que en junio se convirtió en una empresa unicornio por haber sido valorada en más de USD 1.000 millones. Por ello Karen trabaja con millones de datos y con millones de dólares.

Esta profesional laboró previamente en los bancos Pichincha y Produbanco, donde alcanzó experiencia en el mundo financiero. En Kushki empezó trabajando para aprovechar la arquitectura existente en Amazon Web Services, usándola en la creación de un modelo en tiempo real para detección de anomalías transaccionales sobre datos semi estructurados.

Además, esta profesional fomentó y facilitó el acceso a los datos a sus colegas en Kushki mediante herramientas de visualización para que tomen las mejores decisiones. Como líder de su área ha tenido que contratar analistas, científicos e ingenieros de datos de Chile, Colombia, Ecuador, México y Perú.

La ingeniera matemática, especializada en Ciencia de Datos, menciona que su área es transversal a todo Kushki por lo que tiene la oportunidad de aprender del funcionamiento de la empresa. Comenta que en América Latina y en Ecuador hay mucho talento en esta área, por lo que son buscados tanto como docentes y profesionales en otros países.

El futuro de la profesión

Karen Calva recuerda que hay mucho potencial en el mundo de la Ciencia de Datos. Antes, en el país, dice, nos formábamos como matemáticos, economistas y estadísticos. “La Ciencia de Datos es el nombre sexy, pero es innegable que siempre se ha necesitado de alguien que no solo guarde datos, sino que les saque provecho de ellos”.

En el sistema financiero se comprendió la necesidad de contar con profesionales como ellos, reitera; sin embargo cada vez habrá más plazas de trabajo en otras industrias como la agro-industria, logística, ecommerce, etc. El sueldo mínimo de un científico de datos junior bordea los USD 1.200 y hay un potencial grande de crecimiento, incluso en el mercado regional.

Para esta profesional es necesario contar con graduados en esta rama, ya que lo que decidía años atrás en base a la experiencia y la intuición hoy en día se decide en base a los datos.

En sus dos primeros empleos usó principalmente datos estructurados desde un Data Warehouse y un Data Lake, llegando a trabajar hasta con 60 millones de registros. Actualmente utiliza datos semiestructurados llegando a analizar 100 millones de registros en la nube, por lo que ella se denomina una entusiasta de las soluciones analíticas en la nube como Azure, Google Analytics y Amazon Web Services.

Por eso, reitera que científicos de datos como ella deben conocer y ser capaces de utilizar cloud computing y Big Data, así como estar listos para ser pioneros en empresas que comienzan a utilizar estas herramientas.

Finalmente, no cuenta que el mercado de la ciencia de datos es versátil y evoluciona, por lo que cada vez más profesionales de distintas ramas del conocimiento se especializan en este campo; los equipos multidisciplinarios juegan un papel más relevante y las soft skills se vuelven tan importantes como las hard skills para ejercer esta profesión.

Te podría interesar:

Más detalles sobre la Ciencia de Datos

Observa un video en torno al campo profesional: