Si tuviera que describir en tres palabras a Jacinto Jijón y Caamaño, la tarea se haría difícil o casi imposible. Según cuenta Francisco ‘Pájaro’ Febres Cordero en su libro: El sabio ignorado, este ecuatoriano, “además de millonario, noble, historiador, investigador, arqueólogo, lingüista, sociólogo, ideólogo conservador y escritor, fue candidato a la presidencia de la República y el primer alcalde de Quito elegido por votación popular”.

Su amor por la arqueología, la historia y la investigación hizo que Jacinto Jijón y Caamaño acumulara una valiosa colección arqueológica y artística. Esta se convirtió en un museo histórico que funcionaba en su vivienda, el palacio La CircasianaEn 1963, ese tesoro cultural fue donado por su esposa e hijo a la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE).

Hoy, la esencia de su vida y esa riqueza cultural se albergan en el Museo Jacinto Jijón y Caamaño del Centro Cultural de la PUCE. Suman 1.200 bienes.

El Museo Jacinto Jijón y Caamaño

En 90 minutos y a través de un recorrido por sus hallazgos arqueológicos y su gusto por el arte y la historia, podrás conocer parte de su vida como arqueólogo y coleccionista de arte.

Esta colección se presenta en dos pisos del Centro Cultural. Se encuentra organizada por ejes temáticos, divididos en cuatro partes. Así podrás encontrar la etapa arqueológica de Jijón y Caamaño, seguida de una breve replica de ciertos detalles de La Circasiana, para luego pasar a su etapa de coleccionista de arte y, finalmente, conocer su fase de historiador con una sección de reliquias de arte.

Piezas arqueológicas de la Sierra ecuatoriana, así como de Perú y Centro América que Jijón y Caamaño consiguió durante su exilio del país; además de pinturas, mobiliario, vajilla, armas y textiles, son parte de esta exhibición. También podrás conocer sobre las momias de Maranga o ver de cerca las famosas sillas manteñas o el sombrero con el que murió el expresidente García Moreno.

“Este espacio cultural es uno de los museos más importantes del Ecuador. Tanto en su colección como en su reserva existe un sinnúmero de bienes patrimoniales que fueron recopilados por Jacinto Jijón y Caamaño que fue arqueólogo, historiador y coleccionista. Para nosotros es fundamental reconocer su trabajo porque es reconocer la historia”, explica Francisco Arrieta, director encargado del Centro Cultural

Más datos de interés

El museo, en la actualidad, cuenta con 14.000 bienes, 12.500 arqueológicos y 1.600 de arte. Los mismos se presentan en su exhibición permanente y en su reserva a la que solo pueden acceder investigadores o a través de exposiciones temporales. Uno de los tesoros mejor guardados de la reserva son las momias de Maranga, que Jijón y Caamaño consiguió en su expedición en Perú. Esta colección incluye 40 fardos funerarios.

También, el museo cuenta con varias colecciones de arte y etnografía de los siglos XVII al XX. En ellas se puede disfrutar del arte colonial, religioso y reliquias históricas.

Finalmente, se incluyen bienes culturales pertenecientes a otros fondos de la colección como los del Dr. José Gabriel Navarro, el Dr. Carlos Luis Bossanoy un fondo propio de bienes adquiridos por la PUCE.

Este museo forma parte del Sistema Metropolitano y Centro Culturales de Quito y del Centro Cultural de la PUCE que, en 2022, cumple su 25º aniversario de vida y que realiza exposiciones temporales como las del Museo Arqueológico Weilbauer, el Archivo-Museo Juan José Flores y el Fondo documental José María Velasco Ibarra.

Conocer a Jacinto Jijón y Caamaño es conocer la historia

Conocer este Museo es conocer la historia, pero sobre todo al millonario, noble, historiador, investigador, arqueólogo, lingüista, sociólogo, ideólogo conservador y escritor Jacinto Jijón y Caamaño, como al aporte que hizo en la vida del Ecuador.

Adentrarte en esta historia es fácil. Podrás visitar, de forma gratuita, el Museo Jacinto Jijón y Caamaño de lunes a viernes de 09:00 a 15:00. Por pandemia, deberás agendar tu visita al correo electrónico jmpaz@puce.edu.ec .

La PUCE fue la primera universidad en contar con una Facultad de Ciencias Humanas, para fomentar y comprender el conocimiento de la historia, identidad y territorio. Las exposiciones del Centro Cultural son el testimonio más tangible de este aporte.

Te puede interesar:

Vive una experiencia sensorial en el Museo Weilbauer

Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit, un espacio que no debe morir