El 26 de mayo del 2020, EL COMERCIO contó la dulce historia de dos médicos generales de uno de los hospitales que concentra a los pacientes infectados con covid-19 en Quito. Tres días antes, el 23, debían haberse casado. Pero el virus trastocó los planes de la humanidad. También de ellos, que en un cartel dejaron un mensaje que se hizo viral: «Hoy era un día especial para nosotros. Pero en su lugar estamos trabajando por ti. Cuídate. No bajes la guardia».

Leer más