La propagación de la enfermedad conocida como viruela del mono ha provocado que países de Europa y América activen sus sistemas sanitarios para prevenir la llegada de la enfermedad a sus territorios.  El 22 de mayo de 2022 activó la alerta en Ecuador. El investigador de la PUCE, Jaime Costales señaló que este virus es familiar al ya erradicado virus de la viruela humana.