En ocasiones, los actos injustos te impulsan a cambiar y a luchar por las personas cuyos derechos han sido violados. El Centro de Derechos Humanos (CDH-PUCE) de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) inició tras presenciar el primer acto de injusticia.

Su historia

Todo inició en la década de los 90 cuando un grupo de estudiantes de la Facultad de Jurisprudencia de la PUCE participaron en el American University Washington College of Law.

En este evento, los estudiantes de Derecho tuvieron la oportunidad de presenciar la audiencia de Daniel Tibi en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) . Este hecho marcó a los alumnos que se impresionaron con el caso, sobre todo porque el señor Tibi compareció ante la corte sin un abogado.

Tras escuchar todos los actos atroces que el Estado ecuatoriano había cometido con este hombre, un estudiante de la PUCE, motivado por la filosofía ignaciana de servir, se acercó al señor Tibi y le ofreció ayuda.

«El alumno le ofreció asesoría jurídica. Sin saberlo, ese fue el primer caso que movió a estudiantes y docentes a abrir el CDH-PUCE. El centro surge como una iniciativa estudiantil”, comentó el MSc. José Valenzuela Rosero, director del CDH-PUCE.

El caso

Daniel Tibi, era un ciudadano francés de 36 años que residía en Ecuador. Se dedicaba al comercio de piedras preciosas y arte ecuatoriano. El 27 de septiembre de 1995 agentes de la INTERPOL del Guayas, detuvieron al señor Tibi por presuntamente estar involucrado en el comercio de narcotráfico.

Cuando se realizó su arresto, los policías no le comunicaron los cargos en su contra. Se le informó que se trataba de un “control migratorio”. El señor Tibi permaneció bajo prisión preventiva en centros de detención ecuatorianos desde el 27 de septiembre de 1995. Fue liberado el 21 de enero de 1998.

Derechos violados

Durante su detención, el señor Tibi fue objeto de actos de tortura, amenazas y un sinfín de heridas y traumatismosEl Estado violó sus derechos de integridad y libertad personal, propiedad privada, el deber de adoptar disposiciones de derecho interno, entre otros.

Dictamen de la Corte IDH

Después de varios años de litigio, en 2004 la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) emitió su fallo sobre el caso. La Corte IDH condenó al Estado ecuatoriano por las violaciones a los derechos humanos en el caso Tibi.

En su dictamen, la Corte IDH ordenó que las autoridades ecuatorianas emitieran una disculpa pública. Además, el Tribunal Internacional ordenó a Ecuador investigar, juzgar y sancionar a todas las personas responsables de las violaciones.

Asimismo, dispuso capacitar al personal judicial, policial y penitenciario. Sin embargo, esto no se ha cumplido integralmente.

La lucha continúa

El equipo de la CDH-PUCE continúa trabajando para exigir el cumplimiento total de lo dispuesto en este caso. Esto pese al lamentable fallecimiento del señor Tibi.

“Lo hacemos por él, por su familia y por todos. Los derechos no pueden ser vulnerados. Seguiremos peleando por el caso hasta ver su cumplimiento integral”, afirmó el MsC. José Valenzuela.

El Centro de Derechos Humanos PUCE

Este centro lleva 23 años al servicio de la comunidad. Es una unidad académica adscrita a la Facultad de Jurisprudencia de la PUCE. Favorece la reflexión académica, patrocina y acompaña a víctimas y defensores de derechos humanos y de la naturaleza.

El equipo de trabajo es interdisciplinario, está compuesto por estudiantes, docentes e investigadores, quienes acompañan a los que más lo necesitan.

La defensa de los casos más representativos

Son varios los casos emblemáticos de los cuales la CDH-PUCE ha sido parte. Entre ellos está el caso  Guachalá Chimbo. Tras 18 años de la desaparición de Luis Eduardo Guachalá Chimbo, la familia recibió un reconocimiento público por parte del Estado. Esto ocurrió en septiembre del 2022. Este caso se litigó en conjunto con la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos Inredh.

  • Caso Gonzalo Cortez

En 1997, Gonzalo Cortez, colaborador de una empresa aeronáutica, fue detenido ilegalmente. Agentes de Inteligencia de la  Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) lo llevaron a una instalación militar para interrogarlo. El Centro de Derechos Humanos de la PUCE estuvo al frente en la defensa de este proceso.

  • Caso Tagaeri y Taromenane

Inició en 2006, cuando varios activistas presentaron una medida cautelar y una petición a la Corte IDH. Esto se dio tras dos masacres (2003 y 2006) que vivieron los pueblos en aislamiento voluntario. El caso está en litigio en la Corte IDH y es impulsado por la CONAIE, YASUNIDOS y la Fundación Pachamama.

  • Defensa del río Piatúa

Fieles a la defensa de los pueblos y la naturaleza, el equipo de CDH-PUCE estuvo al frente del fallo de la Corte Provincial de Pastaza. En segunda instancia, este fallo fue positivo para los indígenas quichua del cantón Santa Clara. Ellos se oponían a un polémico proyecto hidroeléctrico sobre el río Piatúa en la Amazonía ecuatoriana.

Es así como el Centro de Derechos Humanos de la PUCE acoge y defienden diversos casos. Desde la filosofía ignaciana y el lema “ser más para servir mejor”, contribuye al servicio de la comunidad. Además, esta unidad ofrece asesoría jurídica gratuita para casos tratados en la justicia local y en tribunales internacionales.

“Cada uno de los casos llevan una investigación profunda. Trabajamos para los más vulnerables de la sociedad. Enseñamos a los estudiantes sobre la búsqueda de la justicia y nuestra forma de contribuir a este precepto es hacerlo real en la colectividad”, concluyó el MsC. José Valenzuela.  

Te puede interesar:

Ecuador presentó sus disculpas públicas por el caso Guachalá.

Derechos Humanos de la PUCE defiende a Gonzalo Cortez.